El día a día de quien cuida del respeto y la dignidad de los animales
admin
02.04.2021

Diariamente, tenemos colaboradores que se dedican a garantizar el bienestar de los animales dentro de nuestras unidades industriales. Los cuidados van desde la llegada, ambientación en el corral, hasta el sacrificio. Charlamos con el Supervisor de Bienestar Animal en Palmeiras de Goiás (GO), Pedro Henrique Gomes Costa, para conocer un poco la rutina de quienes cuidan a los animales.

Pedro es médico veterinario y trabaja en la unidad hace dos años. Este cuenta que su rutina comienza a las 5:40h, cuando llega a la planta y va derecho al corral.

La visita al corral:
“En el corral, yo evalúo las condiciones de los animales, sean físicas, ambientales, o si necesitan un manejo específico. Además, compruebo la disponibilidad de agua, así como si es necesario realizar alguna manutención de estructura en el lugar”, explica.

La relación y la sinergia con los demás colaboradores son fundamentales, comenta Pedro. Por eso, rutinariamente se refuerzan las buenas prácticas de Bienestar Animal con todos los que actúan, directa o indirectamente, con los animales.

El manejo en la rampa de acceso al matadero:
La rutina sigue con el chequeo en la rampa de acceso al matadero. En el trayecto, es necesario evaluar si el manejador, colaborador responsable por conducir los animales del corral al matadero, está realizando el trabajo con cuidado y con celo.

“Siempre estamos atentos si los animales están siendo retirados de acuerdo con las orientaciones, dividiendo el lote en pequeños grupos. El objetivo es que sean conducidos con tranquilidad, evitando caídas o resbalones, garantizando un tratamiento digno, de acuerdo con nuestras buenas prácticas”, recalca.

La importancia de la higienización:
Todavía en la rampa de acceso, Pedro cuenta que evalúa el baño de los animales. De acuerdo con él, es necesario garantizar lo que prevé la legislación y, además, nuestra política de Bienestar Animal.

“Al bañar a los animales, verificamos la presión de la ducha, por ejemplo, pues es necesario que esté adecuada y agradable para el animal. Medimos el tiempo del baño y garantizamos la conformidad del flujo del agua. Finalmente, evaluamos si el baño fue efectivo”, cuenta.

El cuidado en el sacrificio:
En el sacrificio, Pedro destaca la importancia de garantizar que todos los procedimientos sean realizados correctamente, siguiendo estrictamente los indicadores de Bienestar Animal de la Compañía.

“Por ejemplo, tenemos que garantizar eficiencia del aturdimiento de los animales para que queden completamente inconscientes y, así, continuamos con la sangría.”

Desembarque seguro:
El trabajo para garantizar el bienestar de los animales también es hecho con su llegada a la unidad. Pedro dice que es necesario revisar la documentación, hacer el seguimiento de la integridad de las estructuras de los camiones, verificar si el procedimiento de desembarque se está realizando de forma tranquila, sin gritar con los animales, o el uso incorrecto de la varilla eléctrica. Otra actividad es la evaluación de las condiciones en que los animales llegaron y la entrada segura al corral.

Atención en la cadena productiva:
La rutina se extiende a lo largo de la semana con entrenamientos y trabajos administrativos, con la evaluación de los indicadores de Bienestar Animal. Por medio de estos es que, según Pedro, es posible identificar la necesidad de visitar un proveedor y observar de cerca el manejo en la propiedad.

“Con el apoyo del equipo de Compra de Ganado, programamos la visita a la propiedad. Siempre buscando las buenas relaciones, seguimos el manejo e identificamos oportunidades de mejoras. Así, ya entrenamos a los colaboradores de la hacienda y aclaramos las dudas que puedan surgir. Nuestro objetivo es velar por el bienestar de los animales en toda la cadena productiva”, concluye.

Assim como Pedro, muitos outros colaboradores atuam para cumprirmos a nossa política de Bem-Estar Animal. Cada um em sua unidade, com a sua rotina, busca sinergia entre as áreas, zelando pelo cuidado, a dignidade e o respeito com os animais!