Aprende a hacer un sándwich rápido de bife angosto con picles de cebolla morada

Aprende a hacer un sándwich rápido de bife angosto con picles de cebolla morada
Tempo de Preparo
40 minutos
Rendimento
4 porciones
Grau de Dificuldade
Fácil

Compartilhe

Share

Comparta

Ya sea un almuerzo ligero o una rica merienda, esta receta de sándwich de bife angosto seguramente estará en tu menú semanal como una opción ligera y práctica para aquellos con una rutina agitada.

El bife angosto es tierno, jugoso e ideal para este tipo de recetas. Pero, otra opción es la cadera Minerva o la bola de lomo, un poco más barata y tan sabrosa como los otros cortes.

La cebolla morada al escabeche (o picles de cebolla) es sencilla de hacer, pero vale la pena recordar que debes prepararla un día antes de hacer el sándwich. Entonces, tómate un tiempo, ¡porque la cebolla es una guarnición que marca la diferencia en este plato!

INGREDIENTES

  • 4 bifes angostos Ana Paula Black Angus (200g cada uno)
  • Sal y pimienta negra molida al gusto
  • 8 pepinos en conserva cortados en rodajas a lo largo de los mismos (vertical)
  • 600 g de queso emmental en rodajas
  • Mostaza dijon al gusto
  • 4 mini baguetes

Picles de cebolla morada

  • 5 cebollas moradas cortadas en rodajas
  • 400 ml de vinagre de manzana
  • 6 semillas de pimienta negra
  • 6 semillas de cilantro
  • 1 anís estrellado
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada (sopera) de sal
  • 3 cucharadas (sopera) de azúcar negra

MODO DE PREPARACIÓN

Picles de cebolla morada

Hierve 1 litro de agua, coloca las cebollas moradas en un colador y vierte el agua hirviendo sobre ellas. Deja que se enfríe y dale un ligero apretón para eliminar el líquido.

Coloca las cebollas en un recipiente para conservas esterilizado.

En una cacerola, agrega todos los demás ingredientes de los picles y calienta hasta que toda la sal y el azúcar se disuelvan.

Vierte la mezcla sobre la cebolla en el vidrio. Tapa el recipiente y déjalo durante al menos 1 día para que tome el sabor.

MONTAJE

Sazona los bifes con sal y pimienta negra molida al gusto. En una sartén a fuego alto, asa los filetes de bife angosto durante 2 minutos de cada lado.

Retíralos de la sartén, córtalos y regrésalos a la sartén formando 4 montículos. Coloca el queso sobre los montículos de carne y cubre la sartén para que se derritan.

Mientras tanto, corta los panes y unta la mostaza en la parte inferior. Con ayuda de una espátula, traslada la carne con el queso derretido al pan y termina con los picles y la cebolla morada. ¡Sírvelo como almuerzo o merienda!

Comentários