Aprende a hacer una croqueta con cola de buey

Aprende a hacer una croqueta con cola de buey
Tempo de Preparo
2 horas + 30 minutos de marinada
Rendimento
30 unidades
Grau de Dificuldade
Médio

Compartilhe

Share

Comparta

Muy apreciado en la cocina europea y brasileña, la cola – o cola de buey – es un plato muy sencillo y sabroso, con una excelente relación costo-beneficio.

Cuando combinamos esta receta clásica con la croqueta, la combinación se vuelve irresistible, incluso para aquellos que no son muy aficionados a este corte.

La cola es versátil e incluso puedes usarla para guisos y salsas llenas de sabor y textura.

INGREDIENTES

Para el relleno:

  • 600 g de cola Minerva
  • 2 cucharadas (sopa) de salsa de soja
  • 2 cucharadas (sopa) de extracto de tomate
  • ½ cucharadita (té) de jugo de limón
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada sopera de aceite
  • 2 cebollas pequeñas picadas
  • Sal y pimienta negra molida al gusto
  • 1 hoja de laurel
  • 100ml de caldo de carne
  • 200 ml de agua

Para la masa:

  • 200g de judía blanca
  • 200g de salchichón o paletilla ahumada
  • 1 hoja de laurel
  • 600 ml de agua
  • Sal al gusto
  • 20 g de harina de yuca cruda
  • 1 diente de ajo
  • 30ml de aceite
  • 10g de almidón agrio
  • Pan rallado para empanar
  • 200ml de leche
  • Aceite para freír

MODO DE PREPARACIÓN

Corta la cola de buey, quita el exceso de grasa y coloca en un cuenco.

Condimenta la cola con salsa de soja, extracto de tomate, jugo de limón, sal y pimienta, frotando bien para cubrir toda la carne con la marinada. Deja marinar durante 30 minutos.

Lleva a fuego alto una olla a presión y agrega el aceite. Rehoga la cebolla hasta que se marchite y agrega el ajo. Remueve hasta que tenga un buen aroma.

Mezcla la cola, el agua, el caldo de carne y la hoja de laurel y cocina a presión durante 50 minutos (después de que haya comenzado la presión).

Una vez lista, escurra la carne, deja enfriar, desmecha en un cuenco y reserva.

Para hacer la masa, lleva la judía blanca, el salchichón o costilla, la sal y el laurel a una olla a presión. Cocina durante 40 minutos (después de que comience la presión). Luego licua todo.

Mientras tanto, calienta un chorrito de aceite en una cacerola honda y dora el ajo y añade la judía licuada. Cuando esté caliente (sin hervir), baja el fuego.

Agrega la harina de yuca poco a poco, removiendo vigorosamente sin parar hasta que se desprenda del fondo. Transfiere la masa a una superficie limpia y déjala enfriar, dando la vuelta al menos una vez.

Con la ayuda de un colador, agrega el almidón agrio y trabaja la masa con las manos para incorporar los ingredientes, hasta que quede homogénea.

Dale forma a las croquetas de aproximadamente 30g y rellena con la cola. Pasa en el pan rallado, la leche y el pan rallado nuevamente.

¡Fríelas en aceite caliente y sirve acompañado de salsa de naranja con pimienta!

 

Posts Relacionados

Comentários