Aprende a hacer una deliciosa tarta de costilla desmechada

Aprende a hacer una deliciosa tarta de costilla desmechada
Tempo de Preparo
6 porciones
Rendimento
2h
Grau de Dificuldade
Médio

Compartilhe

Share

Comparta

Esa tarta de carne desmenuzada que ves en la panadería también se puede reproducir en casa si tienes un poco de tiempo.

Para los que quieran innovar en el menú, la tarta de costilla es una opción sabrosa para cualquier comida, incluida esa merienda de media tarde.

Nuestro consejo para no tener que correr a la hora de la comida es prepararla el día antes de su consumo. De esa manera, puedes dedicarte con calma y el sabor se vuelve aún más intenso.

La misma receta se puede hacer con diferentes rellenos y si quieres aprovechar las sobras del asado del fin de semana, por ejemplo, este puede ser un buen destino para la carne que ya tengas lista.

INGREDIENTES:

Masa de la tarta:

  • 500 g de harina de trigo
  • Sal al gusto
  • 200 g de mantequilla en cubos
  • 2 huevos
  • 2 yemas de huevo
  • Agua helada

Relleno de costillas

  • 1 paquete de costilla Frigomerc
  • 2 cucharadas (soperas) de aceite
  • 500 ml de caldo de carne + 200 ml de caldo de carne para finalizar el relleno
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • ½ taza de extracto de tomate
  • 1 lata de cerveza negra
  • 3 cucharadas (soperas) de harina de trigo
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Perejil al gusto

Finalización:

  • 1 huevo batido

PREPARACIÓN:

Masa de la tarta:

En un tazón grande, coloca la harina de trigo, la sal y la mantequilla cortada en cubos y mezcla con las yemas de los dedos formando una masa gruesa.

Añade los huevos, las dos yemas y mezcla. Coloca el agua helada poco a poco y mezcla hasta alcanzar el punto. Reserva.

Relleno de costillas:

Retira el exceso de grasa de la costilla Frigomerc y córtala en cubos medianos.

Pon la mitad del aceite en una olla a presión y caliéntala a fuego medio.

Añade las costillas Frigomerc cortadas en cubos y ásalas hasta que se doren. Sazona con sal y pimienta y colócalas en un recipiente.

En la misma olla, coloca el aceite restante y luego la cebolla, el ajo y saltéalos durante 2 minutos o hasta que se marchiten.

Añade el extracto de tomate, mezcla y vuelve a poner las costillas asadas.

Rocía con la cerveza negra, 500 ml de caldo de carne, tapa la olla y cuando empiece la presión cuenta 25 minutos.

Una vez liberada la presión, comprueba si las costillas están cocidas y desmenuzando.

Vuelve a poner la olla con las costillas a fuego medio, añade la harina de trigo, mezcla y añade los 200 ml de caldo.

Mezcla bien, finaliza con perejil picado y reserva.

Comentários