Asado de colita de cuadril tradicional o rellena con panceta

Compartilhe

Share

Comparta

La colita de cuadril siempre es una buena opción para el asado, pues es un corte fácil de asar y que no lleva mucho tiempo en el fuego. Para asar la colita de cuadril, lo ideal es que se haga al spiedo para que se pueda cortarla a los pocos, en tajadas bien finas – y condimentarla con sal gruesa (o entrefina) nuevamente tras cada corte.

Así como la picaña (tapa de cuadril), el punto perfecto para la colita de cuadril es entre jugosa y al punto para que no quede tostada y cambie su sabor. Es un corte que también se puede hacer a la parrilla, como lo haremos hoy.

Los ingredientes de nuestra colita de cuadril rellena con panceta son:

Con el fuego solo en brasas, abra la colita de cuadril al medio, en la horizontal, y sin cortarla por entero, deje 1 o 2 cm de espesor de cada lado. Enseguida, rellene con los pedazos de panceta – fetas o panceta picada, lo que prefiera.

Pásele sal gruesa a toda la colita de cuadril, por todos los lados. Lo ideal es solo salpicar, no refregar, para que no quede muy salada.

Lleve a la parrillera a una distancia de 30 cm de la brasa por 20 a 30 minutos, según el punto de la carne que usted prefiera. A cada 5 minutos, dele vuelta a la carne para que se ase de forma uniforme.

Después de asada, usted puede echar la colita de cuadril entera en una plancha bien caliente con 1 cucharada sopera de mantequilla para darle un sabor a más a la carne. Independientemente de eso, deje que la carne descanse por 5 a 10 minutos para que sus jugos se asienten en el interior y córtela en tajadas de 1,5 a 2 cm de espesor para servir.

¡Si a usted no le gusta la panceta, basta asar la colita de cuadril según las instrucciones que le brindamos arriba y quedará perfecta como la foto que ilustra el post!

¡Buen provecho!

Comentários