Cómo economizar tiempo al cocinar

Compartilhe

Share

Comparta

Una comida casera tiene su valor. Si bien, sabemos que con la correría del día a día muchas veces dejamos de preparar nuestros alimentos, optando por alternativas menos saludables y sabrosas.

Pero existen algunos trucos que usted puede usar para economizar tiempo y conseguir preparar comidas caseras y sabrosas todos los días. Nosotros ya escribimos algunas de ellas aquí, entonces vamos a recordar.

El primer paso es preparar un menú para la semana. La indecisión sobre qué comer acaba por llevarnos a dilatar y acabar eligiendo lo que ya está listo.

Además de eso, al preparar un menú para la semana, también puede planear su visita al mercado (¡Y economizar dinero al comprar solamente lo necesario!) y preparar con anticipación algunos alimentos, como verduras y legumbres.

Hablando de preparación con anticipación, puede hacer lo mismo con sus condimentos: ¡Adelante la preparación de la cebolla y ajo que usará para condimentar la comida! También recomendamos leer recetas nuevas hasta el fin (eso puede ahorrar mucho tiempo y trabajo) y cocinar en un espacio limpio y organizado.

Leer las recetas hasta el final también es importante para otro consejo fundamental para economizar tiempo al cocinar: picar, dividir, cortar, y rallar todos los ingredientes que pueda antes de encender la cocina o el horno. No hay nada más desesperador en la cocina que ver su arroz o bife quemarse porque se distrajo picando cebolla y ajo.

En la medida de lo posible, también lave los utensilios inmediatamente después de usarlos. Así, no tendrá una montaña de platos acumulados después de comer.

Todavía hablando de condimentos, además de economizar tiempo, puede economizar dinero al picar todo de una vez y congelar cuando compra. De esta manera, no se malogrará y podrá usarla en cualquier momento que necesite sin necesidad de descongelar – basta usar una cuchara para coger la cantidad deseada.

También puede congelar carne picada ya cocida. Pero, no condimente antes de congelar, pues el sabor se alterará en caso lo haga.

Y para acompañar sus comidas, también puede congelar salsas en pequeñas porciones y descongelar solamente lo que va a comer.

¿Les gustaron nuestros consejos? ¿Y cuáles son los suyos?

Comentários