Cómo hacer asado con garrón marinado

Compartilhe

Es obvio que la picaña o el bife de chorizo son cortes muy apreciados para el asado, pero hay otros cortes que pueden quedar deliciosos en su asado si bien preparados. Uno de esos cortes es el garrón (músculo) vacuno, como este de nuestra línea Día a Día.

El garrón no es, a principio, la elección ideal para la plancha o parrillero, pero eso puede cambiar completamente con un poco de preparación que sorprenderá a sus invitados. Para preparar este músculo en la parrilla, es importante planificar con anticipación y tener paciencia en el momento de asar. 

Para este asado de garrón, usted necesita los siguientes ingredientes:

  • 1 pieza entera de músculo vacuno (garrón), trasero, limpio
  • 1 vaso de vino tinto seco
  • 1 cebolla mediana pelada y cortada en cubos
  • 1 vaso de agua filtrada
  • 1 zanahoria pequeña pelada y cortada en rodajas finas
  • 1 cucharadita de café de pimienta negra en granos
  • 1 tallo de apio picado
  • 1 cucharadita de té de azúcar moreno
  • 200g de panceta cortada en forma de palitos

Si es necesario, limpie el músculo. Después, con un cuchillo de corte fino y bien afilado, haga agujeros por todo el músculo, llene con los palitos de panceta y deje aparte.

Ahora es el momento de hacer la marinada: en un recipiente refractario de vidrio o plástico (nunca de metal), mezcle todos los demás ingredientes, eche la carne a la marinada y déjela en la heladera durante 24 horas. Es fundamental que la carne quede marinando por 24h, pues como usted puede ver, no utilizamos sal o pimienta y es necesario que absorba los sabores de todos los demás ingredientes para que quede sabrosa.

En el caso de que usted desee ponerle sal, solo haga eso en el momento de asar. Si usted le echa sal a la marinada, eso deshidratará la carne que quedará seca y dura.

En el momento de asarla, retírela de la marinada y envuélvala en cinco vueltas de papel celofán especial para asados. Llévela a la parrilla a una distancia de 45cm del brasero fuerte por alrededor de 2 horas, dándole vuelta a cada media hora para obtener un asado uniforme.

Pasadas dos horas, retire el papel celofán con cuidado para no quemarse y deje que ase por cinco minutos más, dándole vuelta para que se dore. ¡Deje que la carne descanse algunos minutos, córtela y sírvala con papas asadas!

Comentários