Cómo hacer carne loca deshilachada

Cómo hacer carne loca deshilachada

Compartilhe

Share

Comparta

La carne loca deshilachada es una delicia y muy versátil, es bárbara para hacer meriendas rápidas que usted podrá comer en el momento o llevar al trabajo, club, viajes o paseos.

¿Y si usted supiera que carne loca deshilachada es muy fácil de hacer? Pues sí, mucha gente no la hace porque piensa que le va a dar mucho trabajo, ¡pero es justamente lo contrario!

Para esta nuestra receta de carne loca deshilachada, usted necesitará los siguientes ingredientes:

  • 400 gramos de peceto
  • 1 hoja de Laurel
  • 20 ml de Vinagre Blanco
  • 1/4 de manojo de Perejil fresco
  • 1 cebola mediana 
  • Aceite
  • Aceite de girasol
  • Sal a gusto
  • Pimienta negra a gusto

El primer paso es sacarle a la carne del peceto cualquier tejido fibroso, en el caso de que aun no esté limpio. Deberá quedar así:

Condimente la carne con sal y pimienta a gusto y déjela aparte. Caliente una olla a presión y cuando esté bien caliente, agregue un hilo de aceite de girasol y dore la carne por todos los lados dándole vuelta sin perforarla. 

Con la carne dorada, vamos al cocimiento colocando una hoja de laurel y agua hasta la mitad de la altura de la carne. Ajuste con sal y pimienta, tape la olla y deje que se cocine por alrededor de 30 minutos. 

En el caso de que aun no esté tierna al pasar este tiempo, deje algunos minutos más en el fuego. Retire entonces la carne de la olla y deshiláchela utilizando un tenedor, basta “arañar” la carne para deshilacharla en el caso de que esté cocida correctamente.

Su carne loca deshilachada ya está pronta y usted puede usarla como prefiera ahora. ¡Recomendamos hacer deliciosos sándwiches, un clásico!

Nosotros vamos a darle un toque especial y hacer cebollas salteadas para acompañar la carne loca deshilachada.

Corte las cebollas en rodajas finas y espolvoree sal. En una sartén bien caliente, agregue un hilo de aceite y saltee las cebollas rápidamente, es decir, déjelas en la sartén por alrededor de 2 minutos y revuélvalas sin parar. 

Apague el fuego, agregue el perejil picado y déjelas aparte. En un recipiente, coloque toda la carne deshilachada, agregue la cebolla salteada con el perejil, 60 ml de aceite de oliva, 20 ml de vinagre blanco y ajuste con sal y pimienta. 

Si es posible, también recomendamos dejar la carne quietita por una hora antes de servirla para que agarre bien todo el sabor de los demás ingredientes. ¡Buen provecho!

Comentários