Cómo hacer filete de pechuga de pollo gratinada

Compartilhe

Share

Comparta

Cómo hacer filete de pechuga de pollo gratinada

Para muchos, preparar una pechuga de pollo sabrosa y suculenta es una tarea muy difícil porque es un corte que seca fácilmente. Para evitar que suceda esto, recomendamos nuestra receta de pechuga de pollo gratinada.

LISTA DE INGREDIENTES

  • 500 gramos de filete de pechuga de pollo

  • Jugo de 1 limón

  • Sal a gusto

  • Pimienta negra molida a gusto

  • Albahaca a gusto

  • 1 taza de té de harina de trigo

  • 2 huevos

  • 1 taza de té de pan rallado

  • 1 cucharada de sopa de manteca o margarina

  • 1 cebolla picada

  • 500 ml de crema de leche

  • 1/2 taza de té de verdurita

  • 1 coliflor cocida

  • 200 gramos de queso mozzarella en fetas

  • 200 gramos de queso parmesano rallado

MODO DE PREPARACIÓN

Comience preparando la coliflor en ramilletes y sepárela. Vea cómo cocinarla en esta publicación.

Condimente los filetes de pollo con el jugo de limón, sal y pimenta. Páselos por la harina de trigo, luego por los huevos levemente batidos y, por último, por el pan rallado (como queremos una superficie crocante, estamos pasando rebozando la pechuga).

En una olla con aceite, vamos a freír los filetes por inmersión, es decir, use mucho aceite. Fríalos a fuego intermedio hasta dorarlos y evite poner muchos al mismo tiempo para que el aceite no se enfríe.

Recomendamos que se los fría a fuego intermedio para que los filetes queden crocantes externamente, pero estén completamente cocidos en su interior. Si los fríe a fuego alto, podrá quemarlos de afuera y la carne quedará cruda por dentro.

En otra olla, rehogue la cebolla picada fina con la manteca o margarina.

Agregue la crema de leche, la verdurita, condimente con sal y pimienta y deje cocinar unos 2 minutos. Solamente queremos que la crema de leche se caliente, ya que si hierve cuajará (si sucede, puede batirlo en la licuadora y no quedará más cuajado).

En un refractario que pueda ir al horno, ponga los filetes de pollo rebozados y fritos. Cúbralos con los ramilletes de coliflor, la salsa que preparó anteriormente, el queso mozzarella y el parmesano rallado.

Lleve al horno precalentado a unos 200ºC y cocine unos 15 minutos o hasta que se derrita todo el queso mozzarella y se dore el parmesano. Retire del horno y sirva.

¡Buen provecho!

Comentários