Cómo hacer un bife a la cebolla perfecto

Compartilhe

Share

Comparta

¡Un bife a la a cebolla con una costra crocante por fuera y jugoso por dentro tiene su valor! Un clásico, nadie recusa un buen bife a la cebolla con arroz, papa o huevo frito y una ensalada. 

Por eso, vamos a enseñarle hoy a hacer un bife a la cebolla delicioso, pero no vamos a darle los ingredientes, pues la cantidad dependerá de su necesidad o hambre y usted podrá usar varias piezas de carne diferentes. 

Si usted quiere un bife más magro, elija nalga de adentro, bola de lomo, cuadril, bombón de cuadril, solomillo o vacío. Para un bife con una grasita, recomendamos el bife angosto, la picaña o la colita de cuadril. 

Cómo condimentar el bife a la cebolla

Aunque usted no vaya a hacerlo a la cebolla, siga estas sugerencias para condimentar su bife: solo espolvoree la sal y la pimienta negra en la carne tras finalizar el bife en la sartén o inmediatamente antes de llevarlo al fuego. 

Creemos que condimentar solo con sal y pimienta sea suficiente, pero usted puede echarle otros condimentos, como el ajo. 

Y nuestra sugerencia final para condimentar el bife es usar sal y pimienta negra a menos, como ya explicamos en nuestro otro post, pues si le falta condimento, usted puede ajustar después, pero si le pone demasiado, no hay cómo corregir.

Lleve la carne a la sartén

Un detalle: en verdad, nosotros no freiremos el bife, pues usaremos poco aceite. Lo que haremos es pasarla en la plancha rápidamente.

Pues bien, la sartén puede ser de hierro o inox antiadherente y debe estar bien caliente. Prenda la hornalla de su cocina lo más fuerte posible y posicione la sartén en el centro para esparcir mejor el calor.

Cuando esté bien caliente, coloque solamente un poco de aceite o mantequilla. En el momento que comience a subir el humo, suelte la carne en la sartén y no la mueva.

Es necesario controlar la ansiedad y la curiosidad: para formar la costra crocante y mantener el bife jugoso, usted no debe revolver o perforar la carne, pues si no se secará.

Cuando esté subiendo sangre a la parte de arriba de la carne, usted puede darle vuelta con una espátula para que no se perfore el bife. Eso sucederá alrededor de 2 o 3 minutos después que usted haya colocado la carne en la sartén y lo ideal es mantenerla en el fuego por el mismo tiempo tras darle vuelta.

En el caso de que quiera una carne más cocida, usted podrá dejar alrededor de 5 minutos por cada lado o llevarla al horno bien caliente por alrededor de 10 minutos tras pasarla por la sartén.

Al terminar, deje que el bife descanse por alrededor de 1 minuto antes de cortarlo para que todos los jugos se asienten en la carne y quede mucho más rico. ¡Mientras usted espera, vamos a hacer las cebollas!

Haga las cebollas del bife a la cebolla

En la misma sartén utilizada para la carne, prepararemos las cebollas, pues agarrarán un poco el sabor de la carne que quedó en la olla. Para dos cebollas cortadas en rodajas, necesitaremos media taza de té de agua y una cucharada de sopa de vinagre, por lo tanto, ajuste según la cantidad de cebolla que usted vaya a utilizar.

Con la sartén caliente, agregue la cebolla cortada en rodajas y saltee hasta que quede transparente. Al lograr eso, coloque el vinagre y deje que hierva.

Después, agregue el agua y mezcle con todo lo que se soltó del fondo de la sartén y condimente con solamente una pizca de sal. Cuando la cebolla esté blanda, basta servir el bife con esta salsa de cebollas.

¡Éxito seguro! Y usted, ¿tiene alguna sugerencia para hacer un bife a la cebolla perfecto?

Comentários