Cómo hacer una lasaña perfecta

Compartilhe

Share

Comparta

Hoy nosotros le daremos una receta típicamente italiana, pero ya le avisamos que usted necesitará tiempo para hacerla. 

Para hacer la salsa roja de ragú, usted necesitará tiempo (algunas horas) y de los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de carne para bifes, como bola de lomo o cuadril
  • 500 gramos de costillita de cerdo 
  • 200 gramos de chorizo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cebolla mediana
  • 1 vaso de vino tinto seco
  • 3 latas de tomate pelati
  • 2 cucharadas de sopa de extracto de tomate
  • Agua filtrada
  • Albahaca a gusto
  • Aceite de oliva

Para hacer esta salsa, el primer paso es cortar las carnes en pedazos grandes y condimentarlos con sal y pimienta negra a gusto. Después, en fuego alto, caliente una olla grande con aceite de oliva. 

Con la olla caliente, lleve las carnes al fuego para sellar con dos hojas de laurel. Lo que nosotros queremos es solo formar una costra exterior, pues el interior de la carne se cocinará después.

Una sugerencia: aplaste las hojas de laurel antes de colocarlas en la olla, eso ayuda a liberar los aceites esenciales más fácilmente.

Mientras sella la carne, pique la cebolla bien grande, no se preocupe que algunos pedazos queden mayores otros, pues se desharán en la salsa después. 

Al estar la carne completamente sellada, agregue medio vaso de vino y deje que cocine hasta que el alcohol evapore. Le recomendamos que use un buen vino, sino la salsa puede quedar con un gusto amargo. 

Con el alcohol evaporado, agregue la cebolla picada y cocine hasta que esté translúcida, como si estuviese sudada. En ese momento, coloque las tres latas de tomate pelati en la olla y usando una cuchara de madera, mezcle a la carne. 

En un vaso, mezcle lo que queda del vino (medio vaso) con dos cucharadas de extracto de tomate y agregue a la olla. Después, llene las tres latas de tomate pelati con agua y coloque en la olla también. 

Hasta ahora, todos esos pasos se deben hacer con fuego alto.

Para finalizar su parte en la producción de esta salsa, en el momento que comience a hervir, coloque a fuego bajo, agregue una rama de albahaca a la salsa, cierre la olla y deje que cocine por alrededor de dos horas. Si necesita, bata la salsa en la licuadora o use un tenedor para deshilachar bien la carne, pero es probable que eso no sea necesario.

Un poco antes de armar la lasaña, podemos hacer la salsa blanca y usted necesitará lo que sigue:

  • 50 gramos de mantequilla
  • 80 gramos de harina de trigo
  • 1 litro de leche entera
  • 100 gramos de queso parmesano
  • Sal a gusto
  • Pimienta negra a gusto
  • Nuez moscada rallada a gusto

Una sugerencia: compre un pedazo de queso parmesano y rállelo, no use parmesano rallado de paquete, pues no derrite muy bien y no se mezclará correctamente a la salsa. Usted también puede utilizar otros tipos queso si desea.

En una olla grande, derrita la mantequilla a fuego bajo. Cuando esté derretida, agregue la harina de trigo y con una cuchara de madera, mezcle a la mantequilla hasta que usted tenga una pasta homogénea.

Agregue la leche y revuelva bien hasta mezclar con toda la pasta de harina y mantequilla, sin que quede ninguna pelota. Cuando la pasta esté disuelta en la leche, agregue el queso parmesano, sal a gusto, pimienta negra a gusto, y también una pizca de nuez moscada. 

Siga revolviendo por alrededor de 12 minutos a fuego bajo o hasta que la salsa tome cuerpo. ¡Ahora con nuestra salsa blanca y nuestro ragú listos, basta armar la lasaña! 

Usted necesitará ragú, salsa blanca, masa, queso mozzarella y queso parmesano en capas alternadas. 

En una fuente grande, vaya alternando todos los ingredientes. La única exigencia es comenzar con el ragú en el fondo y una hoja de masa, siendo que si es necesario, usted puede quebrar la masa sin problema alguno. 

Recuérdese de cubrir cada capa bien con la salsa. Nuestra sugerencia es que a partir de la segunda capa, coloque siempre un poco de ragú, salsa blanca y quesos antes de cubrir con la masa.

Cuando haya terminado de armar la lasaña, cúbrala con papel aluminio y lleve al fuego precalentado en 180ºC por alrededor de 45 minutos, siendo que en los últimos cinco minutos, usted debe remover el aluminio para que dore la lasaña y forme la costra crocante que a todos les encanta. 

¡Esa receta es maravillosa, muy sabrosa y le garantiza éxito en su menú! ¡Buen provecho! 

Comentários