Cómo hacer una Milanesa Napolitana perfecta

Compartilhe

Share

Comparta

La Milanesa Napolitana es un clásico. Pero a pesar de sencilla, esta receta tiene algunos trucos que se pueden aprender para servir una napolitana perfecta. 

Empecemos por la carne elegida que no puede ser gruesa, son el cuadril, el solomillo, la nalga, el vacío o la bola de lomo las opciones ideales. En nuestra receta, utilizaremos el Baby Top de Nalga de la línea Nova Mesa. 

Independientemente de cuál carne usted elija, hay un paso importante para garantizar que la carne quede en el punto ideal: envuelva los bifes en papel film,  el que usamos en la cocina, y macháquelos hasta dejarlos finos, lo que ayudará a ablandarlos también, para garantizar que se horneará o freirá de forma uniforme.

Ahora, vamos a los ingredientes de nuestra milanesa napolitana:

  • 300 gramos de Baby Top Nova Mesa
  • Harina de Trigo Común (alrededor de 150 gramos)
  • Pan rallado (alrededor de 150 gramos)
  • 3 huevos tipo Extra
  • 150 gramos de Queso Mozzarella
  • Una lata y media de Tomate Pelati
  • Una cebolla
  • 4 Dientes de Ajo
  • 2 Hojas de Laurel fresco
  • Aceite
  • Aceite de Girasol
  • Sal a Gusto
  • Pimienta Negra a gusto

Condimente los bifes con sal y pimienta y déjelos en la heladera por alrededor de 20 minutos. Mientras tanto, preparemos la salsa.

Para la salsa de la milanesa napolitana, siga estos pasos:

  • Pique el ajo y la cebolla.
  • Aplaste una lata y media de tomate pelati.
  • Caliente una olla, agregue el aceite, y sofría el ajo y la cebolla.
  • Después, agregue el tomate pelati aplastado y las dos hojas de laurel, deje cocinar por alrededor de 20 minutos.
  • Ajuste la sal y la pimienta.

Para empanar el bife, usted necesitará tres platos o refractarios, coloque la harina de trigo en uno de ellos, los tres huevos suavemente batidos hasta que se forme una espumita en otro y el pan rallado en el tercero. 

Intente dejar los platos con esos ingredientes en el orden que acabamos de describir, pues el segundo paso para empanar es colocar el bife en la harina de trigo cubriendo todo la superficie, después rebozar en el huevo y, por fin, en el pan rallado, presionando levemente para formar la cascarita, repita el proceso si desea extra-crujencia.

¡Y es acá que tenemos varias sugerencias y opciones! 

Con relación a los ingredientes para empanar (la harina de trigo, los huevos y el pan rallado), usted puede:

  • Sustituir los huevos por mayonesa;
  • Sustituir el pan rallado por harina de pan italiano;
  • Freír panceta, molerla y mezclarla con el pan rallado;
  • Mezclar hierbas o queso parmesano al pan rallado;
  • Sustituir el pan rallado por cereales matinales sin azúcar triturados.

Una sugerencia para empanar los bifes sin ensuciarse los dedos con las harinas, es pasar el bife por la harina de trigo, colocarlo en el bol de huevos y darle vuelta con un tenedor sin poner la mano en el líquido, usar el mismo tenedor para ponerlo en el bol con el pan rallado y ahí sí volver a usar las manos.

Usted también puede usar una tijera para darle un cortecito pequeño a las dos puntas del bife, pues eso evita que se encorve dentro de la olla y se empape de aceite. 

Si usted no va a freír cada bife de inmediato, tras empanarlo, déjelos aparte sin apilarlos; si va a hacer todo de una sola vez, no demore mucho para que no humedezca la harina y no pierda crujencia.

Para el preparo en la cocina, una alternativa es asar el bife empanado, lo que no lo deja tan crocante, pero es más sano. Si va a freírlo, siga estas orientaciones:

  • El aceite debe estar caliente, máximo 180oC para que no se queme, es decir, no puede soltar humo. Para saber si está caliente lo suficiente, coloque un palillo de fósforo en el aceite y cuando se prenda, es hora de freír;
  • Haga la fritura a fuego bajo o medio para que no se queme;
  • La fritura se debe hacer por inmersión, sumerja todo el bife de forma uniforme;
  • Fría un lado hasta que se dore y dele vuelta;
  • Recomendamos retirar el bife de la sartén con un tenedor para escurrir lo máximo de aceite posible;
  • Para brindarle un gusto especial, usted puede colocar un pedazo de cebolla en el aceite;
  • Tras freír, escurra cada bife en papel toalla. 

Para la finalización, coloque un poco de la salsa en refractario. Después, posicione los bifes, agregue una fina capa de salsa sobre ellos, cúbralos con queso y despeje el resto de la salsa llevando al horno para gratinar hasta que el queso esté dorado. 

¡Voilá, la milanesa napolitana perfecta! 

ps.: nuestra receta sirve DOS personas, entonces ajuste los ingredientes según el número de personas que comerán!

Comentários