¿Cuál es la diferencia entre hierbas frescas y deshidratadas o secas?

Compartilhe

Share

Comparta

Utilizar hierbas y especias para condimentar su comida no es cuestión solamente de sabor. Eso es importante, muy importante, inclusive, pero esos condimentos también poseen muchos nutrientes que hacen muy bien a la salud. 

Nosotros ya hablamos sobre cómo plantar y mantener hierbas frescas en su casa con poco espacio, pero entendemos que eso no es para todos. Sea por falta de tiempo, paciencia o ganas, para algunas personas, es imposible tener hierbas frescas todo el tiempo disponibles. 

De esta forma, las hierbas secas y deshidratadas terminan por ser la opción para condimentar la comida. ¡Y no hay problema alguno en eso!

La cuestión es que usted debe saber cuándo y cómo usar hierbas frescas y cómo y cuándo debe usar hierbas secas y deshidratadas. A pesar de que la esencia es la misma, su utilización debe ser diferente. 

En general, las hierbas secas son solo el resultado de la deshidratación de las hierbas frescas, esta es la diferencia entre una y otra. Así, hierbas secas y deshidratadas se pueden conservar por semanas mientras que hierbas frescas raramente duran más que algunos días, en la mejor de las hipótesis.

Sin embargo, con relación a las hierbas secas, algunos productos utilizan conservantes y otros productos químicos en sus fórmulas, entonces esté atento para evitarlos, prefiriendo siempre solo las hierbas secas deshidratadas naturales.

Así, en el caso de que usted tenga hierbas frescas y hierbas secas disponibles, es necesario saber cuándo usarlas. 

Cuándo debo usar hierbas frescas

Las hierbas frescas no reaccionan bien a tiempos largos de exposición al calor, por eso, no son la mejor opción para asados o cocciones de larga duración. Las hierbas frescas, por lo tanto, son ideales para platos con poco tiempo de cocción, ensaladas y salsas rápidas.

Si usted quiere usar hierbas frescas en sopas, asados y platos que quedarán más que algunos minutos en el fuego, añada las hierbas frescas solamente en la finalización de los platos. La albahaca, por ejemplo, se debe echar sobre las pizzas solamente después retirarlas del horno; hierbas como cebollín, tomillo y otras se deben añadir a la sopa o a las salsas solo algunos minutos antes de servir.

Cuándo debo usar hierbas secas

Las hierbas secas poseen la ventaja de concentrar los sabores, pero su desventaja está en el tiempo. Le explicamos: para que las hierbas secas y deshidratadas liberen su fragancia y sabor a los platos, necesitan estar más tiempo en el calor.

Por eso, no espere el fin de los asados o cocciones para añadirlas. Se debe hacer justamente lo contrario de las hierbas frescas: añada las hierbas secas enseguida en el inicio de la preparación. 

En una sopa, por ejemplo, usted puede añadir las hierbas secas antes inclusive de poner el agua. Sin embargo, tenga en mente que por tener más concentración de aroma y sabor, usted debe usar las hierbas secas en menor cantidad que las hierbas frescas – en proporción de 2/3 de hierbas secas de la cantidad de hierbas frescas – para no exagerar en la condimentación.

No elija: use hierbas frescas y hierbas secas

Si usted tiene la chance, no elija entre hierbas frescas o hierbas secas. ¡Use las dos! 

Basta colocar las hierbas secas en el inicio de la preparación y añadir las mismas hierbas frescas al fin para realzar los sabores. ¡Eso le garantizará platos muy exitosos! 

Comentários