Gaseosa de frutilla y albahaca

Compartilhe

Siguiendo nuestra serie de recetas de bebidas para aprovechar las altas temperaturas que si aun no llegaron, enseguida llegarán, queremos enseñarle cómo hacer una gaseosa con frutillas y albahaca.

Con esta receta, tendremos todo el sabor de la frutilla, contraponiéndose a la dulzura el limón y la albahaca. Sin el agua con gas, el jugo que haremos se puede usar en copetines, con champán, o con helados, tortas y otros dulces.

Nosotros necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de frutillas limpias
  • Jugo de medio limón
  • 1/2 taza de hojas de albahaca ligeramente aplastadas
  • 1 taza de azúcar
  • Agua con gas

El primer paso es hacer un jugo con las frutillas. Podemos usar un exprimidor de frutas o una licuadora para eso, pero los pasos son diferentes. 

Si usted va a utilizar un exprimidor de frutas, siga las instrucciones del fabricante. Generalmente, no hay problemas en simplemente batirlos, pero conviene fijarse.

Si usted va a utilizar una licuadora, use la opción de Pulse hasta que tengamos una masa homogénea. Cuele por un tamiz empujando el jugo con una espátula y deseche los sólidos.

Vierta el jugo de frutilla en un vaso y añada agua para completarlo si es necesario. Después páselo a una olla pequeña con el jugo de limón, la albahaca y el azúcar. 

Lleve al fuego hasta que hierva en temperatura mediana. Al hervir, deje cinco minutos más y revuelva con frecuencia para que no se queme.

Pasados cinco minutos, apague el fuego y deje que se enfríe. Cuando esté frío, pase este jarabe a un recipiente limpio, usando un tamiz nuevamente para desechar los sólidos.

¡Ahora, basta finalizar para servir! Para cada 250 ml de agua con gas, use dos cucharadas de sopa del jarabe y mezcle bien, añádale hielo, albahaca o más jarabe si desea. 

Y si usted quiere, no es necesario que se use todo el jarabe de una sola vez, pues puede estar en heladera por hasta una semana.

Comentários