Sugerencias para evitar la intoxicación alimentaria en el verano

Compartilhe

La carne debe ser lo último que uno levanta en el supermercado y debe ir directamente a casa y heladera 

Con las altas temperaturas del verano, es necesario estar atento al manejo, cocción y almacenamiento de la comida, pues a las bacterias les encanta el calor. Para evitar que usted, su familia y amigos agarren una intoxicación alimentaria que puede terminar con un fin de semana o traer consecuencias más serias, siga estas sugerencias. 

1. Descongele totalmente la carne antes de llevarla al fuego

Es muy importante que se descongele completamente la carne antes de llevarla al fuego, especialmente si se hará un asado o una carne a la plancha. La carne se debe descongelar para que no quede con puntos aun congelados que no se cocinarán o asarán, lo que permite que bacterias sobrevivan al fuego. 

Es por eso que toda la carne debe ser bien asada y si usted quiere ahorrar tiempo en la parrillera o en la plancha, llévela previamente al microondas o al horno. 

2. Tenga cuidado al manejar carne cruda

Siempre lave bien las manos después de manejar la carne cruda, pues usted puede estar transportando bacterias con las manos sucias de sangre o partículas de la carne. También recuérdese de no poner carnes ya asadas en los mismos platos reservados para las carnes crudas, a no ser que estén bien limpios y no contengan residuos de sangre. 

Además, la carne se debe descongelar dentro de la heladera, no en temperatura ambiente. Lo mismo vale para marinadas: siempre deje que la carne descanse dentro de la heladera, nunca en la pileta de la cocina. 

Con relación a las marinadas, es importante recordar que usted no debe reutilizar el líquido. Una vez retirada la carne de la marinada, tírela. 

3. Deje los condimentos en la heladera hasta el momento de servir

Por más que le facilite poner la mesa antes de comenzar a servir, condimentos como kétchup, mostaza, mayonesa y similares se deben mantener en heladera hasta el momento de servir o utilizarlos en la receta. Y, en cuanto se usen, se deben guardar nuevamente en la heladera. 

4. Carnes y congelados deben ser lo último que se levanta en el supermercado

Aun que usted tenga que caminar un poco más, deje para agarrar la carne y otros alimentos congelados por último en el supermercado. Además, estos productos deben ir del súper directamente a la heladera de su casa – si usted tiene que hacer otras paradas al salir del supermercado, lleve un cooler para mantener estos alimentos fríos. 

5. Mantenga la comida refrigerada o bien caliente

Independientemente de lo que usted esté preparando, sea un plato principal o una merienda, mantenga los alimentos bien refrigerados o bien calientes en el horno u olla. Ningún alimento debe quedar más que dos horas en temperatura ambiente para que no proliferen bacterias. 

¡Sabemos que seguir estas sugerencias hasta puede ser un incómodo, pero recuérdese, su salud en primer lugar! 

Comentários